Yorgia.jpg

Yorgia era un animal primitivo muy similar a un disco blando. Su forma era muy aplanada y recordaba a un disco dividido en dos partes por una depresión, y a cada lado tenía segmentos que daban una forma muy simétrica al animal. Tenía una especie de cabeza de forma triangular. Un rasgo curioso de este animal es que tenía un segmento de más cerca de la cabeza, que era mayor que los demás y sobresalía al otro lado de la depresión. Se cree que este segmento permitía al animal doblarse mejor. Se han hallado rastros del animal en las colinas de Ediacara, que demuestran que este animal se desplazaba curvando su espalda y cuando doblaba la espalda daba pequeños saltos y cuando estaba alto, movía sus lados arriba y abajo como aletas (aunque podía arrastrarse en el suelo para alimentarse); y así lo demuestran los rastros, pues muestran la forma completa del animal más dos huellas unidas, que son los dos partes del animal, y luego un espacio en blanco y otra vez el animal entero.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.