Thylacoleo carnifex

El león marsupial (Thylacoleo Carnifex) poseía un cuerpo mucho más corto que el león, aunque era mucho más robusto, y podía llegar a pesar 163 kg, lo que lo convierte en un depredador en toda regla. Aunque carecía de caninos desarrollados, las considerables medidad de sus incisivos cumplían ese papel. En cuanto al resto de sus dientes tenía unos terceros premolares similares a cuchillas para desmenuzar la carne. Para cazar saltaba desde un sitio alto, por ejemplo un árbol y aplastaba el cuello de sus víctimas con su potente mandíbula, que por tamaño era la más fuerte del mundo animal.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.