Laggania.jpg

Era similar a su pariente el Anomalocaris, pero era mucho más primitivo, pues tenía el doble de aletas (22 pares), un cuerpo segmentado con una cabeza grande y los ojos bastante pegados al cuerpo. Sus mandíbulas eran más pequeñas y débiles, y sus "garras" eran mucho más pequeñas y débiles. Carecía de los dos pares de aletas diagonales que tiene el Anomalocaris y también carecía de las "púas". A pesar de ello, este animal era un depredador tan formidable como su pariente. 

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.