Huayangosaurus.jpg

Las placas dorsales del Huayangosaurus, que no estaban dispuestas a pares sino alternadas, eran cada vez más pequeñas desde el lomo hasta la cola. Al final de esta tenía cuatro púas afiladas. La forma de las placas óseas ofrece una explicación acerca de la forma de la que evolucionaron a partir de espinas: la parte posterior de las espinas se ensanchaba, crecía cada vez más larga y formaba una lámina ósea, de tal manera que ya no era posible reconocer la forma original de la espina. Por la mordedura, resulta evidente que el Huayangosaurus tenía dientes incluso en la parte frontal de la mandíbula. El cráneo del Huayangosaurus era relativamente estrexho y alargado. Sus dientes algo aserrados y en forma de hoja eran pequeños y débiles; como crecían en el borde de las mandíbulas, el Huayangosaurus debía tener unas mejillas fuertes y musculosas. El cuello, algo corto, estava protegido por pequeñas espinas.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.