Helaletes.jpg

Tenía el hocico largo, carnoso y prominente, como si fuera una pequeña trompa de elefante, que los tapires conservan en nuestros días y utilizan para olfatear, hozar o hurgar en la tierra, y llevarse el alimento a la boca.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.