Euparkeria.jpg

La forma especial de los miembros del Euparkeria le hacía un depredador terrible. Si bien podía avanzar rápido a cuatro patas, tenía los cuartos traseros un tercio más largos que los delanteros y eso le permitía andar a dos patas, entonces usaba la cola para equilibrarse. El hecho de avanzar a dos o cuatro patas permitía al Euparkeria correr más rápido que sus presas si aumentar el consumo de energía. Además cuando atrapaba a una presa podía utilizar sus patas delanteras como arma adicional. La espalda y la cola estaban cubiertas de placas óseas. El Euparkeria fue un arcosaurio típico, cuyos restos fueron hallados en Suráfrica, en estratos del Triásico inferior, era más bien pequeño (1 metro de largo) y era un insectívoro activo. No se le puede considerar un dinosaurio, pero era parecido en la cadera, gracias a la cual podía andar a dos patas. Esta novedad provenía de la gran agilidad de la articulación de la cadera y el muslo, de forma que tenía las patas bajo el cuerpo, que eran pequeñas y musculosas. Además, la permitió evolucionar hacia otros reptiles más avanzados, lo que los demás no pudieron, esos son los dinosaurios. Fue probable el primer animal que corrió sobre dos patas. Este pequeño y ágil carnívoro solía caminar a cuatro patas, pero cuando divisaba una posible presa, como un minúsculo reptil mamiferoide, probablemente se incorporaba sobre los cuartos traseros y emprendía la persecución. Es un animal importante por sus características comunes con los cocodrilos y los dinosaurios.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.