Eoraptor.gif

Cuándo se descubrió al Eoraptor se creyó que se trataba de un antepasado de los dinosaurios, pero hoy se le considera un terópodo primitivo. Poseía un cráneo pequeño y alargado provisto de una dentadura muy extraña: tení dientes pequeños, curvos y afilados que usaba para cortar la carne y para atrapar a las presas, pero también tenía pequeños dientes en forma de hoja, característicos de los herbívoros, por lo que se cree que era un animal omnívoro con preferencia por la carne. Sus patas delanteras tenían la mitad de tamaño que las traseras, tenían cinco dedos, pero solo tres tenían el tamaño y la fuerza suficientes para poder cazar. Sus huesos, especialmente sus vértebras tenían muchos orificios para reducir el peso del cuerpo, a pesar de que era ya un animal muy ligero. Las presas principales del Eoraptor eran pequeños animales emparentados con los lagartos, aunque también comía carroña y a veces podía llegar a atacar a grandes herbívoros como el dicinodonte Dinodontosaurus. Sin embargo, el Eoraptor también podía ser atacado por grandes depredadores del tipo de Saurosuchus, pero el Eoraptor podía esconderse, pues el hoy desértico valle era antaño una selva cubierta de helechos donde podía esconderse para atacar a sus presas y donde podía esconderse de los depredadores.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.