Doedicurus2.jpg

Además de estar protegido por un solidísimo caparazón tenía la cola armada por grandes puntas: una especie de maza muy parecida a la empleada por los caballeros medievales, con la que se defendía de sus enemigos. Medía 4 metros de longitud y 1 metro y medio de alto.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.