Cloudina.jpg

Cloudina es uno de los primeros animales en desarrollar un exoesqueleto. Este animal consistía en una capa de "tazas" calcáreas con una altura de entre 2 y 12 tazas. Este exoesqueleto servía para proteger al animal de los posibles depredadores. Dentro del tubose encontraba el animal, que se asemejaba a un pólipo y usaba sus tentáculos para capturar las partículas que estaban disualtas en el agua, y si se acercaba algún peligro se ocultaba dentro del tubo, pero hay pruebas de que algunos depredadores podían perforar el tubo calcáreo y acceder al animal.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.