Araeoscelis

Araeoscelis también era un reptil del Pérmico. Este animal que vivió en américa del Norte. Tenía la apariencia de un lagarto con patas largas y finas y el cuello largo. No madía más de 60 cm y tenía la cabeza muy pequeña. Tenía los dientes anchos y bien incrustados en la mandíbula. De este modo, podía abrir fácilmente el rígido caparazón de los coleópteros de los que se alimentaba. Era un reptil diápsido caracterizado por una fenestración craneal revestida de una membrana detrás de cada órbita. Sin embargo en el Araeoscelis un hueso cubría una abertura, así el cráneo era más sólido y permitía morder más fuerte. Los actuales cocodrilos y reptiles derivan de los diápsidos, al igual que los dinosaurios.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.